Pasado y presente del yacimiento de La Ribera de La Algaida -Turaniana

La Ribera de La Algaida es importante entre otras razones por su larga ocupación: 3.500 años de la historia de Roquetas, destacando también dentro del conjunto de asentamientos costeros andaluces por las excelentes condiciones naturales del emplazamiento que facilitaron la obtención de recursos característicos del litoral como la sal y la pesca.
La presencia más antigua detectada en La Ribera de La Algaida corresponde al periodo final de la Edad del Cobre, prosiguiendo en Época argárica.
En el sector occidental del yacimiento aparecieron diversos fragmentos de cerámica ibérica y tardoibérica. Son los restos del poblado romano los que caracterizan el paraje de La Ribera de La Algaida. Los vestigios corresponden a la Turaniana mencionada en las fuentes clásicas como el itinerario de Antonino.
Los restos constructivos procedentes del lugar son numerosos. Entre ellos, destacan fustes y capiteles de columnas, sillares, umbrales y estucos pintados de viviendas. Proceden del lugar tres hallazgos significativos por su rareza: un espejo, varias vasijas de cristal y, sobre todo, una escultura de bronce. Las excavaciones de 1993 han documentado actividades de molienda y alfarería, y más al sur actividades pesqueras.
Las necrópolis ocuparon la zona occidental y septentrional del yacimiento. La primera, y más antigua, fue parcialmente destruida por la Unión Salinera en 1958. El cementerio romano (siglos III a VI d. C.) fue prácticamente destruido en 2003 en los trabajos de urbanización de una zona desafectada del BIC de 1991.
El puerto de los Bajos, denominado El puertezuelo en antiguos mapas y derroteros de costas, es un fondeadero natural adaptado para mejorar sus condiciones marítimas y comerciales del poblado.
La ensenada de Los Bajos la componen dos unidades bien diferenciadas: una restinga natural al Sur y el muelle al Norte. Este es una estructura de hormigón de unos 40-50 m. de longitud apoyada en los bajos o lastras naturales, con una profundidad máxima de dos metros.
Sobre la ocupación medieval del paraje apenas disponemos de datos textuales. El geógrafo del siglo XII al-Idrisi, nos confirma la existencia de la aldea pesquera de al-Bayyanis, distante 6 millas de Almería, situada en el camino que se dirigía de ésta a Berja y Dalías. Estuvo ocupado desde el siglo XI a finales de XIII poco después se levantaba sobre un cementerio musulmán, una torre defensiva denominada Torrequebrada. Este edificio fue volado hacia 1960 ante la inminencia de urbanizar la zona, solo quedan sus ruinas como testimonios de las destrucciones que ha sufrido el yacimiento.
El yacimiento arqueológico de La Ribera de La Algaida fue descubierto varias veces(1859,1892,1954), olvidado otras tantas, ha sufrido expolios desmonte roturaciones, etc. hasta llegar mas reciente una zanja abierta a lo largo yacimiento (2006) y el soterramiento de escasas ruinas visibles bajo las pistas del corredor verde promovido por medio-ambiente(2008).
El yacimiento arqueológico de La Ribera de La Algaida-Turaniana fue declarado bien interés cultural mediante el decreto 174/1991 17 de septiembre con una extensión entre 20-30 has.