Castillo de Santa Ana

Los árabes que sustituyeron a los romanos en Turaniana construyeron una serie de fortalezas en la costa para la defensa del litoral, eran de planta irregular, de diferentes proporciones y adaptada a la topología del terreno en el que estaban construidas.
Esta fortaleza es de origen nazarí y tenía unos 6 metros de altura y se llamaba “Torre de Las Roquetas”.
Hacia 1565 existió una propuesta para su ampliación, para convertirla en castillo pero poco después la destruyeron los piratas y al reconstruirla la convirtieron en una pequeña fortaleza, la primera en este lugar, estaba formada por reducto rectangular con una torre en uno de sus ángulos y sendos cubos en los otros tres, presentando la planta de lo que después seria el Castillo de Santa Ana.
Durante todo el periodo del Antiguo Régimen (s.XV-XVIII) fue muy importante desde el punto de vista defensivo-militar, de aglutinante urbano y del papel de control y gobierno que sus oficiales desempeñaban para la población, sobre todo después de subir de categoría convirtiéndose en Castillo a finales del s.XVI cuando la dotaron de más personal. Era clave por su ubicación porque el lugar contaba con una población considerable y obligaba a mantenerlo en buen estado, pero se convirtió en ruinas por los terremotos de 1658-59 y en 1666. Se pidió su reconstrucción al Consejo de Guerra a cambio de servicios.
En 1743 se efectuaron unos planos para su reforma. A causa de varios terremotos ocurridos en esta zona en años posteriores, sobre todo el del 1804, se le derrumba toda una cara y un flanco de la batería. En un informe del año 1902 se reconoce que está muy destruido, no quedando en ese momento más que un trozo de su torre, de planta cuadrada de 15 metros de lado. En la actualidad, está reconstruido o mejor dicho construido porque no quedó nada de su estructura anterior. Tenía una torre nazarí que de haber sido reconstruida (en vez de destruída por completo) este castillo conservaría algo de sus raíces, pero lo importante es que de nuevo está en pie.
Hoy su nombre, “Castillo de Santa Ana”, es un referente para Roquetas y su uso está destinado a exposiciones de todo tipo, conciertos, actos culturales, bodas civiles, etc. además de ser un atractivo turístico más del pueblo de Roquetas.

Presentación de las siguientes fotografías:
1ª Castillo derruido.
2ª Castillo en obras en 1987.
3 Primera reconstrucción del castillo.
4ª Maqueta del Castillo de Santa Ana ubicada en el Museo Gabriel Cara.
5ª Maqueta del Castillo de Santa Ana ubicada en el Museo Gabriel Cara.
6ª Mosaico encontrado en el Castillo de Santa Ana de Roquetas, el 08/08/1987.
7ª Relieve sobre piedra de cantería con una cruz acabada en forma de bola, pieza de un arco del castillo de Santa Ana.
8ª Parte trasera de la piedra de la cruz del castillo, contiene una plantilla en negro.
9ª Torre nazarí en el centro del torreón del castillo, destruida en la reconstrucción.
10ª Sillares de cantería de la torre nazarí destruida el 12/12/1997 en la reconstrucción del castillo, por la dejadez de los políticos.
11ª Castillo reconstruido, año 2003.