Agricultura

La actividad agrícola ha tenido un papel importantísimo en el despegue económico de Roquetas.
La mayor parte de la comarca del poniente almeriense estaba formada por unas tierras baldías con escasos pastos donde se alimentaban rebaños de cabras y ovejas.
La agricultura era de tipo tradicional cultivándose algunas hortalizas, cebada, maíz y plantas de uso industrial para elaborar sosa como la barrilla y el algazul.

En 1896, el cultivo de naranjos y parrales de uva de variedad de Ohanes que se extenderá por toda la comarca. El agua de riego de estos huertos procedía de pozos lejanos a la costa y era transportada por mulos y burros.
La guerra civil igual que en el resto de España supuso un corte en la producción agrícola, pero terminada la guerra, lo urgente era la alimentación de la población y en los terrenos se cultivaron productos de consumo humano, pero el aspecto del paisaje semidesértico del campo de Dalías era desolador.
En Junio de 1941 se publica el decreto por el que se declara Zona de Interés Nacional al Campo de Dalías. El Instituto Nacional de Colonización comienza sus primeras actuaciones con la creación de una serie de pozos que permitiera el abastecimiento del agua a un precio razonable y con la construcción de casas de colonización que fueron ocupando los agricultores que venian de otras zonas. Los técnicos de INC desarrollaron parcelas piloto en las que desarrollaron dos nuevas técnicas de cultivo: el enarenado y el invernadero.
Se seleccionan agricultores a los que se les entrega una parcela de 3,5 hectáreas vivienda, ganado y aperos de labranza que serían pagados con lo resultante de la cosecha. Los buenos resultados obtenidos de los primeros colonos hizo que año tras año, aumentaran los agricultores en esta zona atraidos por el éxito de esta nueva forma de cultivo. El enarenado se fue extendiendo por toda la costa pero los fuertes vientos y algunas bajadas de temperatura arrasaban las cosechas. Para solucionar este problema se empezó poniendo arcadas de hierro cubierto con plásticos pero no era la solución para plantas altas. Se probaron varias opciones pero la que mejor resultado dió fue una estructura de parral transformada en invernadero. La técnica del enarenado, el plástico y el riego por goteo unidas, aceleraron el proceso de desarrollo y crecimiento de las plantas. Esta práctica se extendió con rapidez, sobre todo a partir de los años 70 en los que se impusieron en Roquetas y el Campo de Dalías.
Desde finales de los años 60, la agricultura intensiva se ha convertido en la actividad económica más importante del municipio.
El desarrollo tecnológico ha afectado a las estructuras, cubiertas de plástico, semillas, a la adopción del riego por goteo y en general, a todos los aspectos de este tipo de cultivos.
La comercialización de los productos agrícolas tambien ha evolucionado porque el mercado es cada vez más amplio y necesita fórmulas adaptadas a los nuevos destinos de los productos.

Presentación de las siguientes fotografías:
1ª Inauguración de la primera alhóndiga en El Parador, 1960.
2ª Planta de algazul.
3 Servicio de cosario Roquetas-Almería, 1960.
4ª Arenado.
5ª Pastor y familia en salinas viejas, 1970.
6ª Recolectoras de guisantes antes del arenado, 1952.
7ª Recogida de habichuelas al aire libre.
8ª Bendición de la primera cooperativa agrícola en El Parador, 1960.
9ª Pastor de Roquetas con su ganado en calle La Estación de Almería, 1962.
10ª Pozo de agua.
11ª Flota de tractores de Colonización en El Parador, 1957.
12ª Yunta de vacas enjaezadas en la fiesta de San Marcos, 1965.